Catequista

02 de Diciembre 2019
Catequista
A+ A-

El padre Porfirio siempre se ha preocupado por la formación, la evangelización y especialmente porque los niños y jóvenes que reciben la preparación para recibir los sacramentos en nuestra parroquia, continúen como cristianos de fe, al igual que sus familias.

Para esto, durante el primer semestre de este año 2019, laicos comprometidos, recibieron la preparación para ser catequistas.

A cargo de esta catequesis a los catequistas, estuvo Fray Camilo .

Hoy tenemos un grupo de catequistas que tuvieron en sus manos la preparación de los jóvenes y niños que reciberon los sacramentos de confirmación y comunión en los dos últimos meses.

Ser catequista es tener sus manos lo más importante de la educación de los niños, pues lo que ellos aprenderán i no sólo les ayudará a conseguir una nota aprobatoria o un título universitario, sino que les ayudará a ser verdaderamente felices en esta vida y a conseguir la felicidad eterna. ¿Puede existir algo más importante?

Ser catequista es un reto y una gran responsabilidad, pues el mensaje que estara transmitiendo  es el mensaje de Jesucristo y estará influyendo no sólo en su intelecto, sino que llegará a su espíritu, a su corazón, a su alma y podrá colaborar de una manera eficaz con el Espíritu Santo en la transformación en Cristo y para Cristo del corazón de cada niño.

El catequista debe ser el mejor de los maestros, pero no solamente eso, sino un verdadero apóstol, que sea capaz de ver en sus alumnos a las almas que Jesucristo quiere que guíe hacia Él.

Por todo esto, ser catequista no se puede tomar a la ligera. Para ser educador de la fe, se necesita un compromiso personal, serio, meditado y profundo.

 

https://es.catholic.net/op/articulos/1356/cat/65/eres-catequista.html#modal

Desarrollo por San Pablo Multimedia